Alimentos ricos en vitamina C

Por si no lo sabías, la vitamina C es fundamental para el desarrollo y crecimiento del organismo. Una de sus particularidades, es que se trata de un complejo hidrosoluble, lo que quiere decir que una vez que se disuelve en agua, el sobrante vitamínico se desecha por la orina. Así que, el consumo de debe ser constante a través de la alimentación para aprovechar sus beneficios.

Su aporte a la salud es sumamente amplio con un sinfín de beneficios, los cuales leerás a continuación y te convencerán de no olvidar nunca el consumo de vitamina C:

  • Ayuda al crecimiento y reparación de tejidos
  • Fortalece la piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos
  • Remedio natural del resfriado común
  • Colabora con la sanación de heridas y acelera el proceso de cicatrización
  • Repara y mantiene los cartílagos, huesos y dientes
  • Permite la absorción de hierro
  • Funge como antioxidante natural
  •  

Debes recordar que el cuerpo humano no le es posible producir vitamina C por sí solo, ni puede almacenarla para un posterior uso, así que esto potencia la necesidad de incluirla en una alimentación diaria con un sinfín de ingredientes que te encantarán.

¿Cuáles son los alimentos ricos en vitamina C?

  • Grosella negra: Se trata de una de las fuentes más grandes de vitamina C con 189 gramos por cada 100 gramos de porción, incluso más que la naranja. Es ideal para la perfecta producción de hormonas anti-estrés y se puede incluir tanto en comidas dulces como saldas.
  • Guayaba: Es una fruta muy baja en calorías pero con muchos nutrientes, pues aparte de contar con vitamina C en 180 miligramos, dispone de provitamina A, vitamina B y potasio. Su ingesta es recomendada como efecto laxante.
  • Perejil: Con apenas 25 gramos, puedes cubrir el 70% de las necesidades de vitamina C que requiere tu organismo. Cada 100 gramos dispone de 166 miligramos de vitamina. Es comúnmente utilizada para sopas, salsas, ensaladas y hasta jugos.
  • Pimentón rojo: Cuando se trata de este color específicamente, cuenta con 60 miligramos de vitamina C, mucho más que el pimentón verde. Además de vitaminas A, E, B6 y ácido fólico. Es recomendado su consumo para mejora la vista, la digestión, fortalecer la salud cardiovascular, eliminar de toxinas y reparar las defensas.
  • Coles de bruselas: Su alto contenido de vitamina C se posiciona con 112 miligramos por cada 100 gramos, junto con otros minerales como el calcio y el hierro, así como la vitamina A. Es perfecto para incorporar en ensaladas, cocinar al vapor o al horno.
  • Brócoli: Por si no lo sabías, el tallo conserva casi toda su dispensa de vitamina C, la cual es de 110 miligramos y se aprovecha al máximo cuando se consume crudo, pero si se cocina que sea una cocción corta. Su ingesta es recomendada para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Kiwi: Es recomendable su consumo diario para estimular el tránsito intestinal y ser una fruta diurética. Además, es antiinflamatoria y controla la presión sanguínea. La vitamina C se encuentra en 100 miligramos en cada 100 gramos, junto con el sodio y potasio.
  • Papaya o lechosa: Es otra fruta muy baja en calorías pero rica en vitamina C, lo que permite que tu organismo aproveche al máximo el hierro que aportan otros alimentos y mejora la digestión. Dispone de 70 miligramos de vitamina.
  • Naranja: Esta fruta que a veces suele ser cítrica pero también dulce, cubre la mitad de la dosis diaria recomendada de vitamina C, con 50 miligramos por cada 100 gramos. Es una de las favoritas para consumir en jugos o batidos por las mañanas.

Con estas frutas y alimentos repletos de vitamina puedes crear muchos menús balanceados y nutritivos. Ahora, para que puedas aprovechar todos los beneficios, nada mejor que preparar suculento platillo con muchas vitaminas.

¿Qué platos puedes preparar con alimentos ricos en vitamina C?

  • Pizza con base de coliflor y brócoli con salsa roja de pimentón
  • Ensalada de frutas con naranja, guayaba y piña con maní
  • Pimentones rojos rellenos de atún y vegetales salteados
  • Brócoli al horno gratinado con queso y aderezo de grosella negra
  • Batido de cambur, piña, pepino y perejil
  • Crema de pimentón rojo con brócoli y espinaca
  • Tortillas de huevo con pollo, tomates, cebolla y pimentón
  • Cereal de avena con cambur, kiwi, naranja y lechosa
  • Coles de bruselas al horno acompañados de pescado en salsa

Ya con esto puedes tener una idea de cómo comer rico y nutritivo, con pocos ingredientes y sin perder la oportunidad de disfrutar todos los beneficios saludables que regala la vitamina C y sus alimentos. Por ello, queremos obsequiarte una increíble receta casera receta con altos niveles vitamínicos.

Receta de pimentones rellenos de atún: almuerzo perfecto con mucha vitamina C

Ingredientes

  • 4 pimentones rojos grandes
  • 4 filetes de atún o pescado
  • 1 cebolla
  • Pizca de sal
  • Perejil y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de pan integral rallado
  • Aceite de oliva

Preparación

Primeramente, corta la parte de arriba de los pimentones, como si estuvieses quitando una tapa y quita toda la pulpa con una cucharilla junto con las semillas. Mientras, pica los filetes de atún en trozos pequeños y ponlos a cocinar en una sartén con aceite, sal y pimienta. Mezcla con la pulpa extraída del pimentón.

Cuando el atún esté listo, procede a rellenar los pimentones previamente condimentados en su interior para obtener más sabor, si deseas puedes agregar un poco de queso para gratinar. Colócalos en una bandeja para horno ligeramente engrasada con el aceite de oliva y tapando con papel aluminio.

Deja hornear por unos 30 minutos. Una vez listos, agrega el pan rallado por encima y perejil bien picado.

¿Qué sucede si no consumes vitamina C?

Puede presentarse una condición llamada escorbuto, la cual se centra en el debilitamiento del colágeno y genera la caída del cabello, mala cicatrización de heridas y hemorragias. Además de fragilidad dental e infecciones bucales. Eso es recurrente cuando las personas no incorporan frutas y verduras a su alimentación.

¿Hay riegos con el exceso de vitamina C?

Los excesos de esta vitamina suele desecharse por la nariz, por lo que no representaría una amenaza a tu salud. Sin embargo, si esto llegase a suceder los principales síntomas serían diarrea, acidez o posible formación de cálculos en los riñones.